La presidenta del STJ visitó las obras en la morgue y el Juzgado de Paz

Claudia Mizawak, presidenta del STJ, recorrió junto al intendente, José Luis Dumé, las obras del Laboratorio de Anatomopalogía del Poder Judicial, ubicado en la actual morgue y el Juzgado de Paz. Destacó el avance de las obras que dotan de infraestructura a diferentes lugares de la provincia.

En ambas construcciones se invirtieron seis millones pesos con presupuesto del Poder Judicial. El Laboratorio de Anatomopatología, es una edificación de aproximadamente 130 metros cuadrados emplazada en el predio donde se encuentra la morgue judicial de Oro Verde. La titular del alto cuerpo observó los avances de la sede que se encuentra en la última etapa de construcción y fue diseñado para el funcionamiento específico de un área científica, cuyo equipamiento ya fue adquirido.

Estuvo acompañada por los arquitectos del área de Planeamiento e Infraestructura, encargados del proyecto, dirección y supervisión de la obra, por el intendente José Luis Dumé y el secretario de Gobierno, Hilario Gasparini, representantes de la empresa constructora Tecnogeo y el Jefe del departamento Médico Forense, Dr. Leonardo Moyano.

Mizawack destacó el avance que significa “ir concretando estas obras de infraestructura para un Poder Judicial que en los últimos años ha crecido enormemente en organismos y servicios”.

Posteriormente, recorrieron las obras del nuevo Juzgado de Paz que se construye en un terreno de calle Los Cardenales que fue donado por el Municipio. La edificación a cargo de la empresa Edico, tiene una superficie de 160 metros cuadrados, con sala de espera, oficina de mesa de entradas, baños públicos y para discapacitados, y todas las comodidades para la prestación de un adecuado servicio de justicia. Se trata de un diseño elaborado por el Área de Planeamiento como prototipo de edificio para Juzgados de Paz, para implementarlo en las distintas localidades de Entre Ríos donde se requiera la puesta en funcionamiento de un nuevo organismo de ese tipo, o una solución de relocalización de los que ya funcionan en lugares alquilados o en inmuebles obsoletos.

Ambas obras fueron iniciadas en diciembre de 2016 y se encuentran en su etapa final, con una inversión total de $ 6.360.000 afrontada con fondos propios del presupuesto del Poder Judicial.