Medidas de prevención ante la aparición de casos de dengue autóctono en la región

197

Ante los casos de dengue autóctono que se detectaron los últimos días en la región, el Municipio recomienda extremar las medidas de prevención. Al tratarse de un mosquito que prospera entornos domiciliarios, se pide a los vecinos eliminar los recipientes que pueden transformarse en criaderos y limpiar patios y jardines. El Municipio retirará los cacharros los jueves, junto a las podas. Se recomienda que este tipo de residuos esté separado de los demás. También se pueden solicitar los acoplados disponibles para los residuos voluminosos.

Desde el Municipio de Oro Verde se solicita a los vecinos colaborar con las medidas de prevención del dengue. El mosquito aedes aegypti, transmisor de la enfermedad, puede estar presente en cualquier recipiente que acumule agua dentro de las casas, patios, jardines, balcones y terrazas, por lo que es importante tomar medidas de precaución, principalmente, eliminando objetos en desuso que puedan acumular agua.

“El Municipio retirará estos residuos los días jueves, junto a las podas, es algo que venimos haciendo pero vamos a intensificar. Pedimos a los vecinos que estén separados. En el caso de tener que deshacerse de residuos voluminosos, se puede solicitar alguno de los tres acoplados disponibles gratuitamente para este fin en el área de Ambiente municipal”, resaltaron las autoridades. A la vez, se están coordinando acciones de prevención con el Centro de Salud y la Sala de Primeros Auxilios de la localidad, y con Epidemiología de la provincia.

Para tener en cuenta, los espacios que pueden transformarse en criaderos son: botellas, floreros, tachos, baldes, palanganas, bebederos de animales, tanques de agua, portamacetas, lonas y tanques de agua. No se cría en charcos, zanjas, lagos, lagunas o ríos. En esos lugares prosperan otras especies de mosquitos que no transmiten esta enfermedad.

También es importante prevenir la picadura del mosquito colocando mosquiteros en las ventanas y puertas de las viviendas; usando repelentes sobre la piel expuesta y sobre la ropa con aplicaciones cada 3 horas, usando mangas largas y pantalones largos si se desarrollan actividades al aire libre y  espirales o tabletas repelentes en los domicilios.

Dado que la presencia de estos mosquitos es una condición para que estas enfermedades circulen en una población, una gran cantidad de mosquitos aumenta el riesgo de diseminar estas patologías en toda la comunidad.