Recomendaciones para la prevención del dengue, zika y chikungunya

3

El docente e investigador, Fernando Sassetti, nos aporta datos y despeja dudas acerca de las enfermedades transmitidas por el mosquito aedes aegypti, y las medidas de prevención para combatir el dengue, zika y chikungunya.
Entre las recomendaciones que brinda, destaca como tarea fundamental, no guardar recipientes que puedan acumular agua.
Haciendo un breve repaso Sassetti se refirió en este sentido a lo trabajado desde la cátedra de Salud Pública y el “Proyecto Mosquito” de la FIUNER junto al Municipio años atrás, en materia de detección, control y prevención: “hace unos años desarrollamos en Oro Verde un proyecto vinculado con la prevención del dengue, zika y chikungunya considerando que el mosquito que trasmite estas enfermedades es un mosquito que no está todo el año en nuestra ciudad, una parte es más acuosa, so huevos en estado latente que cuando llega la primavera y el verano empiezan a eclosionar empiezan a estar el mosquito en su estado aéreo y es necesario abordarlo desde la prevención”.
Por lo que destacó “es importante eliminar los reservorios de agua que puedan estar en nuestro patios que se combinan con períodos de lluvia y esos huevos que quedaron el verano pasado comienzan a eclosionar y pueden ser un factor de riesgo para la transmisión de la enfermedad por es importante limpiar nuestros patios y ayudar a que nuestros vecinos lo hagan”.
Sobre la fumigación expuso “el tema de la fumigación, es una estrategia que se utiliza cuando tenemos casos de dengue en la comunidad con el objetivo de evitar que los mosquitos se infecten con el virus de personas que esta enfermas y los pueden seguir replicando en la comunidad y se fumiga para evitar el contagio de persona a persona”.
Por último, sobre el procedimiento de fumigación, aclaró “uno no mata con la fumigación, las larvas, las pupas que están en estado acuoso, se reproducen rápidamente, entonces no logro cortar la evolución del mosquito y a los dos o tres días habrá nuevamente mosquitos y tendríamos que fumigar todos días y complicaría aún más la salud de la población. Lo mejor es ser respetuosos del ambiente y fumigar cuando sea estrictamente necesario”.